¿Qué es un superhéroe?

Un superhéroe es un personaje de ficción cuyas características superan las del héroe clásico, generalmente con poderes sobrehumanos, y entroncado con la ciencia ficción. Generados a finales de los años 30 del siglo XX en la industria del comic book estadounidense, que contribuyeron a levantar,1 han gozado de multitud de adaptaciones a otros medios, especialmente el cine. Legalmente, sólo los personajes pertenecientes a Marvel Comics o DC Comics pueden hacerse llamar "superhéroes", ya que es una marca registrada en Estados Unidos.

Características

Como género puede considerarse el trasunto moderno de "varios estilos ancestralmente populares: los relatos mitológicos, los cuentos guerreros y las sagas familiares" con la diferencia de que el elemento religioso ha sido sustituido por la ciencia ficción.

Otras características típicas de los superhéroes son:

Un origen o momento en el que se convierte en superhéroe, ya sea por ser el momento en que obtuvo sus capacidades especiales o el momento del trauma que le obligó a ello. Los más frecuentes son:

Origen no humano: Extraterrestres, dioses mitológicos, razas ficticias apartadas de la humanidad, robots, fantasmas, demonios, etc. Superman, Thor, los Inhumanos, la Visión y Spawn.

Origen natural: Mutantes. Wolverine y Cíclope.

Experimentos científicos: El origen del superhéroe puede ser una consecuencia accidental de un experimento. Spiderman, Flash, Hulk o Los 4 Fantásticos. También pueden ser incluidos experimentos con un fin buscado deliberadamente, como Capitán América).

Obtención de tecnología avanzada o artefactos místicos: El anillo de Linterna Verde, la armadura de Iron Man o adamantium del que esta hecho las garras y el esqueleto de Wolverine.

Traumas: Por ejemplo, aquellos superhéroes cuyas familias fueron asesinadas. Suelen carecer de superpoderes pero disponen de sofisticadas armas, herramientas y habilidades que les permiten hacer justicia. Batman, The Punisher, Daredevil, etc.